Archive

Ene

6

Nuestro ser digital, en manos del error, el deterioro y la obsolescencia

By Enrique A. Quagliano

Nicholas Negroponte fue el primero en hablar del ser digital para referirse a la inclinación de la humanidad por la «digitalización», es decir, esa mudanza desde un mundo de átomos a un mundo de bits, como él mismo refiere. En lo que tal vez no fue todo lo enfático que hubiera sido necesario, fue en prevenir que nuestro ser digital estaría en manos del error, el deterioro y la obsolescencia. Pero claro, eran tiempos esos de pensar en una era de optimismo.

A mediados de diciembre coincidimos en esta cuestión con la periodista Fernanda Sández: yo estaba repasando notas y escribiendo algunas entradas sobre el tema en el preciso momento en que me llega un correo electrónico suyo con algunas preguntas para su investigación, que ahora toma forma en el artículo «Internet que desaparece: el frágil destino del recuerdo digital», que se puede leer completo haciendo clic aquí.

La conclusión a la que llega la periodista es una que compartimos muchos preocupados por el tema:

Hoy, de hecho, investigadores de todo el mundo están tras un nuevo santo Grial: cómo salvar del eclipse a la memoria digital. Desde papel y tinta especialmente tratados hasta cintas magnéticas, láminas de cuarzo y hasta (asombroso) ADN humano, todo es un potencial candidato a reemplazar como soporte a lo que existe hoy. Mientras tanto, hasta un modesto papel parecería ser más fidedigno que el frágil código binario al que nos hemos acostumbrado a confiarle todo.

La buena noticia es que podemos tomar nuestras precauciones, como se explica en el artículo. Porque no todo está perdido: sólo hay que saber cómo guardarlo.

Jul

11

La ONU se pronuncia acerca de los DD.HH. en internet

By Enrique A. Quagliano

ONU_logotipo-1024x561

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU adoptó por consenso, el 1ro. de julio del corriente, una resolución que reafirma las libertades de opinión y de expresión en Internet, para que sea “un motor enérgico del desarrollo económico, social y cultural”, que logre “cerrar las múltiples formas de la brecha digital”. El debate estuvo marcado por las tentativas de Rusia y China de restringir la promoción, protección y disfrute de los derechos humanos en Internet.

El organismo remarca las problemáticas subyacentes en el uso de internet, como lo son su uso por parte del terrorismo, sumado a otros delitos como la pedofilia y el crimen organizado. Por tal motivo, el Consejo propuso que “los Estados aborden las preocupaciones relativas a la seguridad de conformidad con sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos, en particular en lo que se refiere a la libertad de expresión, la libertad de asociación y la privacidad”.

En cuanto a la privacidad, el Organismo advierte que proteger la privacidad es respetar los derechos humanos en la era digital, al tiempo que en asegurar la libertad de expresión se constata que “nadie debe ser molestado por sus opiniones, sin injerencias a la libertad de reunión y de asociación pacíficas”.

Se afirma asimismo, la preocupación del Consejo en abordar la alfabetización digital y la brecha digital, que afectan al disfrute del derecho al educación, especialmente las mujeres y niñas, y cuya participación en Internet debe reforzarse, como es el caso también de las personas con discapacidad.

El Consejo además propuso que los derechos de las personas también deben estar protegidos en línea “sin consideración de fronteras y por cualquier procedimiento que se elija” y sosteniendo “la naturaleza mundial y abierta de Internet como fuerza impulsora de la aceleración de los progresos hacia el desarrollo en sus distintas formas”.

El Consejo no olvidó condenar las torturas, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y detenciones arbitrarias cometidas contra las personas por ejercer sus derechos humanos y libertades fundamentales en Internet, al tiempo que alentó a “todos los Estados a que garanticen la rendición de cuentas” al respecto.

El Consejo destacó a su vez la importancia de luchar contra la incitación a la discriminación y la violencia en Internet, fomentando la tolerancia y el diálogo, exhortó a los Estados a considerar la posibilidad de formular y adoptar políticas públicas nacionales relativas a Internet que tengan como objetivo básico el acceso y disfrute universal de los derechos humanos.

Fuente: RIDH|PANORAMA.

Mar

1

FACTTIC expresa preocupación por el uso de FAW en el Estado

By Enrique A. Quagliano

logo-facttic_1

La Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento (FACTTIC) expresó en recientemente en su sitio web su preocupación por el posible uso de la herramienta Facebook at Work (FAW) en el ámbito de la Administración Pública Nacional.

A partir de la entrevista del actual Presidente de la Nación con Sheryl Sandberg, quien tiene a cargo la operación mundial de Facebook y es la número dos de la compañía, se dio a conocer la noticia de que Argentina sería el primer Estado en utilizar esta herramienta en el Ministerio de Modernización, que lanzará el Plan Piloto.

El comunicado de la entidad declara entre sus consideraciones principales que,

Desde FACTTIC queremos expresar nuestra preocupacion ante el posible uso de esta herramienta en tanto entendemos que la misma pone en peligro datos sensibles del Estado, no se adapta a las necesidades del mismo, no genera desarrollo local e implica una dependencia tecnológica. Entregar información del Estado Nacional (en muchos casos es información de los ciudadanos) a una corporación extranjera, que mantiene sus datos fuera del país y que se encuentra seriamente sospechada de formar parte de la red de vigilancia global montada por la CIA, supone la pérdida de la soberanía tecnológica que el propio Estado Nacional debe garantizar. Entendemos que esta medida confunde innovación con un consumismo tecnológico en tanto no tiene en cuenta las necesidades funcionales de la Administración Pública Nacional y por lo tanto no resuelve una necesidad basada en un alcance que pueda mostrar el éxito del proyecto.

En el texto se afirma también que existen sustitutos libres que podrían utilizarse de manera local, protegiendo los datos y fomentando mejores usos de la tecnología por parte del Estado.

«Por todo esto», finaliza el texto, «manifestamos nuestra preocupación y quedamos a disposición para aportar soluciones tecnológicas que no recorten las posibilidades de crecimiento del pais.»

Fuente: Federación Argentina de Cooperativas de Trabajo de Tecnología, Innovación y Conocimiento.

Abr

14

Ciberbulling: alertas y consejos

By Enrique A. Quagliano

En el número de abril de la revista Cosmopolitan se publica el artículo «Cuando sos víctima del ciberbulling» escrito por la periodista Florencia Illbele, quién me entrevistó para hablar sobre la problemática.

La cuestión del ciberbulling o ciberacoso tiene varias aristas que deben analizarse y esclarecerse, a fin de que el usuario habitual de los medios digitales no se encuentre desprevenido frente a esta desagradable experiencia. La nota en cuestión aborda este problema en forma clara y brinda además consejos de varios especialistas, que confiamos sean de ayuda para que sus lectores obtengan una experiencia gratificante y enriquecedora en el uso de estos nuevos medios.

A continuación, compartimos la nota con nuestros lectores:

Cuando sos víctima del ciberbulling from Enrique

Jul

15

¿Qué son los ‘Data Brokers’?

By Enrique A. Quagliano

Informa ABC Tecnología:

Navegar por internet es hacerlo por una calle en la que todos se quedan con una parte de tu vida. En cada «clic» se deja un rastro que dibuja si está casado y hasta cuándo se pone enfermo. Parecería que esos datos quedan en un limbo infinito: los usuarios no le prestan atención y las empresas no saben muy bien qué hacer con ellos. Y sin embargo hay alguien que gana miles de millones con esa información. a la perfección quién es el usuario o qué piensa; sus gustos, su ideología,

Los «Data Broker», o «corredores de datos», son los grandes beneficiados del negocio de las bases de información en internet. Su trabajo consiste en conocer la vida de los «navegantes» sin que ellos se enteren –o al menos sin que les importe, ¿cuántas veces ha cerrado la pestaña que dice «nueva política de cookies» o ha ignorado las «condiciones y términos de uso»?– para luego venderlos.

Los datos de más de 500 millones de personas se estudian al instante en servidores inmensos. Un reportaje del New York Times desvelaba que en Arkansas 23.000 procesadores trabajan sin descanso para recopilar y analizar información para la empresa Acxiom. Pero Acxiom no es más que uno de los muchos gigantes invisibles que se alimentan de esta industria casi secreta.

Hasta que un informe del Senado de Estados Unidos los sacó de su anonimato: denunció el poder que nueve empresas de «data brokers» están acumulando desde la oscuridad. Y la denuncia puso en evidencia lo que algunos sospechaban: que conocen y controlan todo sobre los usuarios.

Son Acxiom, Corelogic, Datalogix, eBureau, ID Analytics, Intelius, PeekYou, Rapleaf, Recorded Future. Pero no importa mucho, porque ni usted ni nadie había oído hablar de ellas, aunque ellas saben todo de casi todos. El número de teléfono, la dirección –a priori fáciles de encontrar– y otros que asustan: las veces que ve un vídeo en Youtube y qué vídeo era, el tipo de coche que conduce, las enfermedades que padece, si te gusta cazar, el tipo de hotel que eliges para pasar las vacaciones, cuál fue el champú que decidiste comprar en tu última compra.

Según la abogada especialista en nuevas tecnologías de Vázquez & Apraiz, Noelia García, hay tres niveles en la protección de datos según la Ley española: el básico, para el nombre completo o la forma de contacto; el medio, para los archivos que contengan infracciones penales o administrativas; y el alto, para aquellos que contengan información sobre la ideología, la afiliación sindical, la religión o la salud.

Sin embargo estas empresas no acceden a bases de datos, las crean. Así lo explica Acxiom en su página web: «los datos y la tecnología de Acxiom han transformado la mercadotecnia –dando a nuestros clientes el poder de dirigirse a con éxito a audiencias, personalizar las experiencias de los clientes y crear relaciones rentables con los clientes.» El futuro no pasa por la acumulación de datos, sino por procesarlos y entenderlos. Y es aquí donde estas nueve compañías llevan ventaja.

El viaje del «clic» desde nuestro ordenador hasta un «data broker» es largo. La primera parada empieza en las empresas que recopilan datos, después, los «corredores» los adquieren por un periodo de tiempo en los que trabajarán con ellos para analizarlos y construir listas o modelos de comportamiento que luego revenderán. Se trata pues de intermediarios, y cómo decía el jefe mafioso de la película «Layer Cake» al protagonista interpretado por Daniel Craig: «No hay mejor negocio que ser intermediario».

Un ejemplo con el que la comisión federal del comercio de Estados Unidos trata de aportar luz sobre el opaco funcionamiento de estas compañías son las «Soccer Mom». El término, en EE.UU., se refiere a las madres que acompañan a sus hijos los domingos al fútbol, un deporte minoritario en aquel país. Se presupone que son un segmento de la población de clase media con alto poder adquisitivo. Algo muy interesante para el márketing. Por este motivo, cuando el «data broker» se interesa por conocer datos de estas mamás del fútbol, esperará a que su fuente acumule información de 10.000 de ellas para luego «comprarlas» y crear patrones y perfiles.

La defensa que estas compañías esgrimieron ante el Senado americano fue que crear perfiles de consumidores para después venderlos no plantea problemas de privacidad, ya que no afecta a la vida de los usuarios. Según ellos, sus listas no influyen a que puedan vetarles para obtener un crédito o subvenciones. Añadían incluso que esos perfiles benefician a los consumidores porque gracias a ellos la publicidad que reciban será solo de cosas que les interese, que cubra sus necesidades o al menos sus preferencias (viajes, móviles, cosméticos, noticias…). Además, las compañías firman una cláusula con las empresas que les suministran datos para asegurarse de que el usuario estaba informado de que se iban a vender a terceros.

El avance de la tecnología es la clave del márketing personalizado que se espera haga rentable internet. El objetivo es claro: personalizar cada mensaje a cada usuario. De ahí que compilar y analizar información para conocerlos sea imprescindible. Cuanto más conozcan de nosotros, más venderán.

El avance de internet es el culpable. Es lo que ha provocado que los datos sean negocio. En los primeros años del «marketing directo», las bases de datos se limitaban a unas pocas características (teléfono, género…). Hoy los programas informáticos permiten acumular decenas de datos, analizarlos, cruzarlos y después compartirlos.

Así se explica por qué, cuando buscas un vuelo, al día siguiente recibes spam con el asunto «vuelos baratos». O por qué si «googleas» un libro, al día siguiente te aparece en un banner lateral más obras de ese autor. Y quizá hasta se explique por qué cuando se te acaba la permanencia con tu compañía móvil alguien te llame a la hora de la siesta ofreciéndote un nuevo teléfono.

[Fuente: ABC Tecnología]